Cómo elegir el procesador adecuado para su PC

Cuando se trata del rendimiento de un ordenador, no hay nada más importante que un buen procesador. Puede que ahora no lo parezca, ya que los ordenadores de sobremesa y portátiles llevan procesadores integrados en el hardware informático en lugar de estar conectados a través de una placa base, pero las ventajas de hacerlo siguen siendo las mismas: rendimiento más rápido, menos calor producido y mejor duración de la batería gracias a un menor consumo de energía.
Hoy en día existen varios tipos de procesadores, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Los tipos más comunes son las CPU basadas en x86 de Intel y las CPU x86-64 de AMD. Ambas tienen sus ventajas, pero si lo que quieres es montar un PC capaz de manejar aplicaciones de edición multimedia y juegos modernos por igual, quizá te interese un procesador Intel o AMD. Para saber cuál es el más adecuado para ti, consulta nuestro artículo sobre cómo elegir el tipo de procesador.

Índice de contenido 📖
  1. ¿Qué es un procesador?
  2. Cómo funciona un procesador
  3. Arquitecturas de CPU
  4. Tipos comunes de CPU Intel y AMD
  5. Cuándo elegir un procesador Intel
  6. Cuándo elegir un procesador AMD
  7. Palabras finales

¿Qué es un procesador?

Un procesador es el componente central de todo ordenador. Es la parte que realmente procesa los datos y toma decisiones. Si quieres saber qué hace un procesador, consulta su lista de características. Si está pensando en construir un ordenador, es esencial saber qué tipo de procesador lleva. Dado que cada tipo de ordenador tiene una arquitectura diferente y utiliza un tipo de procesador distinto, averiguar cuál es el adecuado para su máquina puede resultar difícil. Sin embargo, si conoce las preguntas correctas que debe hacer, debería poder seleccionar el procesador adecuado para su máquina.

Cómo funciona un procesador

Un procesador funciona realizando varias tareas simultáneamente. Cuando encarga una pieza de ordenador que contiene un procesador, está encargando una máquina completa. El procesador trabaja en nombre de toda la máquina, así como de cada una de las piezas que la componen. Por ejemplo, la unidad central de procesamiento (CPU) del ordenador procesa los datos, mientras que la unidad de procesamiento gráfico (GPU) ayuda con las transformaciones y proyecciones necesarias para convertir los datos en una imagen. La CPU también regula la temperatura y el consumo de energía de la máquina. Cada vez que se procesan datos y se realiza una transformación o proyección, la CPU emite una orden a la GPU que afecta a la forma en que ésta convierte los datos en una imagen. Un tipo común de procesador utilizado en los ordenadores es el microprocesador basado en x86. Existen muchos tipos diferentes de CPU, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Puedes obtener más información sobre cada uno de ellos leyendo los artículos dedicados enlazados a continuación.

Arquitecturas de CPU

Los ordenadores pueden construir su potencia de procesamiento de muchas formas distintas. Cuando dos o más ordenadores están conectados entre sí a través de una red, se puede utilizar software que permita enviar órdenes al ordenador receptor. Esta es la base del método de computación "sólo software". Mediante este método, no utilizas ningún hardware, sino sólo el software que se ejecuta en tu ordenador y el software de los otros ordenadores de la red. En el método de computación "sólo hardware", cada vez que se solicitan datos a tu ordenador, se activa un programa especial que se ejecuta en tu ordenador y realiza las acciones necesarias. Este es el método utilizado por la mayoría de los ordenadores personales y portátiles. Sin embargo, hay ocasiones en las que se necesita toda la potencia de un ordenador, tanto física como lógicamente. En este caso, se utiliza un ordenador "sólo lógico". Un ordenador lógico es aquel que está conectado físicamente a su ordenador y a la red, pero que sólo puede ejecutar comandos en el ordenador y acceder a los datos almacenados en su memoria. Un ordenador lógico es ideal para programar juegos en los que puedes colocar un "río" virtual de datos que el ordenador debe seguir a través de todas sus unidades de procesamiento.

Tipos comunes de CPU Intel y AMD

Hay muchos tipos diferentes de procesadores, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Para facilitar las cosas, a continuación hemos enumerado los tipos comunes de CPU junto con cuándo deberías considerar su uso en tu máquina.

Cuándo elegir un procesador Intel

Si estás construyendo un ordenador con una potencia de procesamiento gráfico moderada, puedes considerar el uso de un procesador Intel Pentium o Celeron. Estos chips tienen menores requisitos de potencia y pueden utilizarse en máquinas de baja potencia con memoria limitada o sin módem. Sin embargo, para ordenadores que requieren una gran potencia de procesamiento gráfico, se necesita un procesador Intel®. El tipo más común de procesador Intel® utilizado en ordenadores es el Pentium®, que se basa en la nueva arquitectura x86-64. Los procesadores Pentium son potentes procesadores de bajo consumo que funcionan de forma fría y eficiente. Son ideales para ordenadores de sobremesa y portátiles. Sin embargo, al estar basados en la arquitectura x86-64, estos procesadores pueden conectarse fácilmente a una placa base compatible con dicha arquitectura. Aparte de eso, los procesadores son idénticos, por lo que si está construyendo una máquina con este procesador específico, no hay nada que le impida comprar un PC preexistente y cambiar la CPU. Si estás interesado en construir una máquina más potente, considera el procesador Core i3 o i5. Estos chips se basan en la nueva y aún controvertida arquitectura "Bulldozer", de la que se dice que ofrece mejor rendimiento y escalabilidad que las generaciones anteriores de chips x86-64.

Cuándo elegir un procesador AMD

Si tu máquina no requiere una gran potencia de procesamiento gráfico y quieres la máxima eficiencia, puedes considerar el procesador AMD ATH-AMD64 o A4. Estos chips son de bajo consumo, pero rápidos, y pueden utilizarse en portátiles o pequeños ordenadores de sobremesa. Sin embargo, para que un ordenador sea realmente potente, necesita al menos un procesador AMD® de la serie A. El tipo más común de procesador AMD utilizado en ordenadores es el A12, basado en la nueva y aún controvertida arquitectura "Pinnacle Ridge".

Palabras finales

Para que un ordenador sea realmente potente, necesita al menos un procesador AMD de la serie A. El tipo de procesador más utilizado en los ordenadores es la arquitectura x86-64, pero hay ocasiones en las que necesitas un ordenador "lógico" que consuma menos. Cuando surjan estas situaciones, busque en el procesador AMD® serie A su complemento ideal.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo elegir el procesador adecuado para su PC puedes visitar la categoría Software.

Master

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir